Corona-virus en la Argentina. Mendoza tendrá un invierno sin esquí, pero con bodegas

ENDOZA.- La provincia empieza a cubrirse de nieve , pero los amantes del deporte blanco deberán esperar hasta el año que viene. Así, en plena pandemia de Covid-19 y más allá de las flexibilizaciones a la cuarentena en tierra cuyana, los reconocidos centros de esquí locales no abrirán sus puertas esta temporada para practicar la actividad, por lo que la movida estará puesta en paseos «vigilados» por la montaña así como por las tradicionales bodegas para degustar un buen vino, bajo estrictas medidas sanitarias. De igual modo, no se descarta que, a último momento, haya reaperturas parciales de los centros invernales, sin los medios de elevación, con el fin de aprovechar los parques de nieve.

Así es el escenario turístico previsto para los próximos días en la provincia del oeste argentino, pensando ya en las vacaciones de invierno. Luego del aval del gobierno nacional para habilitar en su totalidad el turismo interno, Mendoza decretó ayer la apertura del sector, con la auto exclusión de San Rafael por temor a los contagios. En tanto, se aguardan novedades sobre lo que pueda ocurrir con los vuelos de cabotaje , lo que permitiría apuntalar más el sector, que ha sufrido una estrepitosa caída en el último trimestre, producto de la enfermedad que tiene en vilo al mundo, pero que en Mendoza reporta casos positivos de Covid-19 de manera esporádica y bajo control. De hecho, desde mediados de marzo se han registrado 98 infectados, de los cuales 9 fallecieron, aunque el 80% de los que contrajeron el patógeno ya fueron dados de alta.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Conocimiento de Grupos
Ir arriba